Flores sin espinas y espinas sin Flores






Quería Regalarte una flor sin espinas...
todos tenemos días díficiles y
lidiar con la espina de una flor
requiere energía que a veces no tenemos.
Pero no te olvides de las otras
solo por centrarte en sus espinas,
ellas también tienen Perfume y Color...


A la mayoría de las personas les gusta las Rosas, mi papá en cambio amaba los Claveles( porque eran los claveles los que muchas veces nos daban de comer).
Una vez estaba sin trabajo y vino un amigo a hacerle la propuesta:-¡Vendamos Claveles! ¿Claveles?Le pareció una locura pero frente a la necesidad no dudó y lo siguió en la idea.
Compró un canasto de mimbre bastante grande y se fue al mercado de las flores y compró varios atados de claveles de diferentes colores y salieron a vender por los barrios. Tuvo tanto éxito que comenzó a amar los claveles. Cuando estaba muy contento también compraba ramitos de fresias...mmm. Alguna vez sintieron el perfume de las fresias? Y ni hablar se sus colores intensos que se entremezclan de manera perfecta entre sí.

Mi papá recorría las calles, golpeando las puertas para encontrar a esa clienta que lo esperaba para alegrar su casa con el perfume de estas maravillosas flores.
Él siempre me decía que tenía que salir a buscar a las personas que iban a comprarle y no simplemente quedarse parado en una esquina a esperar. Asi que caminaba. Con el tiempo se hizo de varias clientas que lo conocían y lo esperaban.
Cuando llegaba a casa con el canasto vacío todo era alegría, en cambio cuando el canasto estaba lleno ya sabíamos que el día había sido difícil.
Me pregunto quiénes fueron esas mujeres cómplices de tal romanticismo. Porque yo nunca vi pasar por mi casa un vendedor de flores.
Los vendedores de flores estan parados en el puesto de flores y los vendedores de plantas están en los viveros. Solo algunos van de casa en casa y la mayoría vende plantines no flores. Mi papá en cambio salía a vender sus flores de casa a casa.
Cuando ya estuvo enfermo y no pudo caminar más muchas veces se iba casi como podía, agotado, diciendo:-¡Mis clientas me deben estar esperando!. Ahora se después de tantos años que ese sacrificio no lo hacía por ellas, sólo necesitaba la plata para vivir. Pero esos mensajes entrelineas sólo se aprenden a leer cuando el que los dijo ya no está presente y sólo nos queda recordarlo y entenderlo.
Yo anhelaba tener plata para comprarle un puesto de flores en donde pudiera seguir con su rutina , pero él siempre me decía que lo suyo no era estar parado...era caminar.
A la mayoría les gusta las Rosas, yo me alimenté y me vestí gracias a los claveles y las fresias, algún que otro gladiolo, que vendía mi papá, asi que ver esas flores me traen algunos recuerdos.
Ninguna de ellas tienen espinas...solo te envuelven en su perfume y te alegran con sus diferentes colores y eso me recuerda al sacrificio de mi papá.
Cuando fui testigo de todo eso no entendía de sacrificios ni sabía de la vida, ni de lo que significaba alimentar a un hijo...
La vida tiene sus etapas, parece que hay un tiempo en los que estamos muy centrados en las espinas de la cosas y no sabemos ver el perfume y el color de todo lo que nos rodea.
Todo lo supe cuando él ya no estuvo más.
Hoy sólo me queda decirle gracias así, a la distancia.
Sabrina Isabel
Travesía Ukele

Comentarios

Entradas populares